El confinamiento y la Salud Mental en adolescentes

395

Actualmente, los jóvenes se enfrentan a un mundo en constante cambio, aun ritmo acelerado y a una sociedad más demandante; siendo una presión continua el ser aceptado o encajar en ciertos grupos sociales, poniendo en riesgo la salud mental y física.

A pesar de ser una etapa de muchos cambios y toma de decisiones, es un momento idóneo para disfrutar al máximo, sin embargo se debe de luchar contra factores externos que muchas veces se salen del control tanto de los adolescentes como de los padres.

En el 2020 una pandemia sanitaria vino a transformar la vida de miles de personas en todo el mundo, medidas de salud extremas, distanciamiento social y un confinamiento con mucha incertidumbre de saber cuándo todo volvería a la normalidad.

Estos cambios conllevan a estados mentales ya sea temporales o de larga duración, ocasionando condiciones graves con pensamientos no adecuados y sin control de como poder enfrentar distintas situaciones.

La ansiedad, es uno de los padecimientos más comunes en adolescentes entre los 10 y los 19 años, a eso se le suma el estrés, los cambio de humor, problemas alimenticios, entre otros.

La salud mental es un proceso de bienestar que se caracteriza por la autorrealización, la autoestima, la autonomía y esa capacidad para responder a demandas en diversos contextos de la vida como familiar, comunitaria, académica, laboral.

De esta manera la forma en como se estimula en casa y fuera de ella, es parte esencial para que los adolescentes puedan afrontar estos cambios emocionales, el apoyo de la familia es vital para la detección y prevención de problemas serios que van desde el consumo de drogas y alcohol, hasta los autolesiones e intentos de suicidio.

“El construir espacios de confianza entre padres e hijos, la actividad física, la buena alimentación como inversión en su salud a largo plazo, actividades que ayuden a canalizar la energía y creatividad, son algunas de las practicas que ayudan a que los jóvenes puedan vencer alguna adversidad interna por la que estén luchando”

COMENTÓ JOSYMAR CHACÍN DOCTORA EN CIENCIAS HUMANAS,PSICÓLOGA.

Cuando el adolescente está pasando por momentos difíciles es importante ponerle atención a ciertas señales o síntomas para poder trabajarlos o buscar ayuda de un profesional.

La salud mental y el cáncer en adolescentes

Si ser adolescente es difícil, cuanto más el ser valiente y no dejarse vencer por el cáncer, así viven los jóvenes que pertenecen a Proyecto Daniel, chicos entre los 13 a 25 años que en su adolescencia recibieron un diagnostico que impactó y cambió sus vidas.

Durante el 2020 y los primeros meses del 2021 se han reclutado en Proyecto Daniel aproximadamente a 117 chicos nuevos con algún diagnóstico de cáncer, más los 300 chicos que se encuentran actualmente en tratamiento.

El confinamiento afecta a todos, a adolescentes sanos y enfermos, sin embargo, un proceso de cáncer pone más limitantes a soluciones para un proceso emocional exitoso pero cuenta con una ventaja, las ganas de vivir vence cualquier obstáculo mental.

El paciente con cáncer sin pandemia pasa tiempos largos de aislamiento, lo que creeríamos que es algo a lo que están acostumbrados, pero una pandemia genera una nueva preocupación, son vulnerables a contagiarse en cualquier momento y más rápido que un adolescente sano.

Las defensas de un paciente con cáncer se encuentran la mayor parte del tiempo bajas debido al tratamiento médico al que se someten, eso genera una mayor ansiedad, estrés y preocupación tanto en ellos como en sus padres, debido a que no pueden aislarse al 100% ya que deben asistir a citas, a la aplicación de los tratamientos, consultas de control, lo que los expone a virus, bacterias y otros factores de riesgo.

“En Proyecto Daniel nos preocupamos y velamos porque nuestros chicos no abandonen los tratamientos, sigan luchando por su vida y puedan pasar momentos agradables en medio de la adversidad, este trabajo lo logramos gracias a muchas empresas y personas que apoyan nuestra causa por medio del voluntariado y las donaciones”

AFIRMÓ LIGIA BOBADILLA, PRESIDENTA  FUNDADORA DE PROYECTO DANIEL.

Para poder apoyar a los chicos y sus familias, Proyecto Daniel coordina transporte para los chicos que deben de viajar de lugares muy lejanos a los centros médicos en bus, puedan hacerlo de una forma más segura y sin tanta exposición al COVID-19, también los voluntarios organizan actividades recreativas para que los chicos puedan conocer y compartir con sus pares y así sentirse acompañados en este proceso difícil y alivianar el confinamiento.

Para los padres de familias y cuidadores se implementan espacios con testimonios, profesionales en Psicología y Médicos para compartir experiencias y conversar sobre temas de interés común asociado al proceso.

Si desea apoyar al proyecto con sus donaciones puede visitar la página web: https://proyectodaniel.org/ o por medio de sinpe móvil: 88141363.

New Section
Es lo que necesitas
Artículo anteriorPandemia aceleró transformación digital
Artículo siguienteLockheed Martin y General Motors se unen para desarrollar el vehículo Lunar