La Sabana rejuvenece

55

La Sabana se rejuvenece con más de 300 árboles nuevos brindados por la empresa privada en un proyecto en conjunto con el Icoder, mediante una alianza que busca rearbolizar el parque metropolitano la sabana, sustituyendo los antiguos árboles por especies nuevas a autóctonas de Costa Rica.

  

En una convocatoria que reunió a más de 90 voluntarios representantes y organizaciones como: el Colegio Federado de Ingenieros y Arquitectos, Crown Plaza, Algo por la Tierra, Scotiabank, Bomberos de Costa Rica, Club de Leones Sabana y el Colegio de Ingenieros Electricistas, Mecánicos e Industriales todos el mismo objetivo dar a la Sabana un nuevo respiro.

“Estamos a la mitad del plan de trabajo del 2018 y nos sentimos muy satisfechos con los resultados. Este año rompimos el récord de participación de voluntarios en la tercera jornada de siembra y, con los voluntarios de hoy, estamos cerca de superar la cifra más alta de participación anual, registrada en el 2017”, comentó Rocío Zamora, Gerente de Relaciones Públicas y RSE de Scotiabank.

Como transcurrió la rearbolización?

Todos los voluntarios fueron citados en el costado Sur del Parque Metropolitano para iniciar la Jornada de arborización a las 8:30 am,  y fue así como decenas de familias se organizaron y madrugaron para llegar a sembrar aquel árbol que en algunos años podrán visitar y hasta reposar bajo su sombra, la inicio cuando el coordinador técnico Armando Soto dio la explicación de como se siembra un árbol.

“La siembra es un proceso complejo, por eso, es importante que todos los voluntarios sigan todas las indicaciones para lograr un adecuado establecimiento y crecimiento del árbol. Generalmente, agrupamos a los voluntarios en grupos de cuatro personas. Los equipos de trabajo deben cumplir con varios pasos desde la mezcla de biofertilizantes, la aplicación de conservadores de agua, la medición de la altura del adobe con respecto al suelo, para finalizar con la plantación”, explicó Soto.
Para esta jornada se sembraron 75 árboles, los cuales fueron los protagonistas de la mañana y los consentidos de quienes llegaron a sembrarlos
“La Sabana es un espacio recreativo para todas las familias costarricenses, es un parque emblemático, por eso, para el ICODER es un orgullo ser parte de este importante proyecto que reúne a la empresa privada, al sector público y a la población en general. Estamos siendo testigos de una transformación histórica que traerá muchos beneficios para todos los visitantes y para todos los seres vivos que conviven en este espacio”, añadió Vivian Ortega, Gestión de Proyectos del Departamento de Planificación del ICODER.
La quinta, y penúltima, jornada de siembra del año se realizará el próximo sábado 22 de setiembre.

New Section
Es lo que necesitas
Artículo anteriorU creativa llena de moda con el Over the Wall Fashion Show 2018
Artículo siguientePara los que quieren TODO