Recetas fáciles para una limpieza facial en casa

58

La piel, como todo nuestro cuerpo, necesita que le prestes atención y la mantengas sana. Las impurezas, la contaminación y la propia grasa que genera nuestro cuerpo pueden restarle vida a nuestra piel, especialmente la del rostro.

Para contrarrestar esto y proteger y mantener nuestro rostro sano existen varios tratamientos. El más conocido es la limpieza facial profunda, que se debe realizar en estéticas y spas. Pero también existen procedimientos de limpieza facial más sencillos y que puedes realizarte en tu propio hogar con productos naturales que encontrarás en tu misma cocina.

¿Qué es la limpieza facial?

De acuerdo con Lis Pérez, propietaria y fundadora de Vanity Estética & Spa, la limpieza facial es una rutina indispensable para mantener la higiene de la piel del rostro. La suciedad y la contaminación ambiental, el maquillaje e incluso el estrés son algunos factores que hacen que la piel acumule suciedad y pierda vitalidad, frescura y luminosidad.

La experta explicó que para mantener limpia la piel de tu rostro, lo primero que debes identificar es cuál es el tipo de piel que tienes en tu rostro. Existen 3 tipos: 1) piel seca, 2) piel grasosa, y 3) piel mixta.

Si tienes la piel seca, es probable que tengas una sensación constante de tirantez en la piel, en especial después de bañarte o nadar. Además, la piel seca se ve y se siente áspera, provoca picazón, líneas o grietas finas y provoca una tez apagada u opaca, incluso con manchas rojas en la piel.

Por su parte, en la piel grasosa usualmente presentas muchos puntos negros o “espinillas”. También se da cuando observas brillos en todo el rostro, tus poros se ven muy dilatados y ensanchados, o notas una textura irregular, no uniforme.

La piel mixta es una combinación de las dos anteriores. La puedes identificar si en tu nariz, frente y barbilla presentas zonas brillantes características de piel grasa (en la llamada zona T). También en las mejillas y en la sien más bien encuentras una textura tosca, una piel seca. En esta piel predominan los poros dilatados en el rostro.

Limpieza facial casera

Una vez que sepas cuál es tu tipo de piel, puedes prepara mascarillas caseras con productos naturales para realizarte tu misma una limpieza facial sencilla, pero que te dará mucho beneficios.

Mascarilla para piel seca: Solo necesitas los siguientes ingredientes: 1 plátano maduro, 1 cucharada de miel, y 1 cucharada de yogurt natural.

Se debe poner todos los ingredientes en la licuadora y licuar hasta tener una mezcla cremosa. Una vez se tenga lista la mezcla, se debe colocar en el rostro con movimientos circulares y deja actuar por 15 minutos. Una vez finalizado este tiempo, se debe retirar la mascarilla con abundante agua. Posteriormente, aplicar crema de protector solar.

Mascarilla para piel grasosa: Solo necesitas los siguientes ingredientes: ½ manzana roja, ½ pepino, 1 clara de huevo y 2 gotas de limón.

Debes mezclar todos los ingredientes en una licuadora hasta tener una mezcla cremosa. Una vez lista la mezcla, se debe dejar reposando por 2 horas. Una vez pasado este tiempo, se debe aplicar por todo el rostro, cuello, y escote, con movimientos circulares. A la hora de retirar esta mascarilla, se debe hacer con abundante agua fría ya que el limón es fotosensible y puede provocar manchas en la piel. Posteriormente, aplicar crema y protector solar.

Mascarilla para piel mixta: Solo necesitas los siguientes ingredientes: ½ pepino y 1 cucharada de agua.

Debes licuar el pepino junto con el agua. Una vez lista la mezcla, esta debe colocarse en todo tu rostro. Déjala por 20 minutos y retírala con agua fría. Posteriormente, aplicar crema y protector solar.

Después de la limpieza facial

De acuerdo con la propietaria de Vanity Estética & Spa, es extremadamente importante que una vez terminada la limpieza, puedas usar un protector solar todos los días. La piel necesita estar relajada y los rayos solares son muy dañinos en una piel recién limpia.

“Independientemente de si verano o invierno, utilizar protección solar es muy importante. Incluso cuando estás en frente de tu computadora, por ejemplo, la pantalla genera rayos que pueden ser dañinos”, afirmó Pérez.

También debes saber que al trabajar con la piel del rostro, es probable que puedan quedar zonas rojizas, que con las horas se irán yendo. Si te sucede, no te preocupes, es normal.

“De igual forma, antes de aplicarte cualquiera de estas mascarillas, estés segura o seguro de que no eres alérgico o alérgica a alguno de los ingredientes de las mascarillas. Previene cualquier afectación que una alergia te pudiera generar”, concluyó Pérez.

New Section
Es lo que necesitas
Artículo anteriorBMW Fashion Week San José 2020
Artículo siguienteVMware anuncia su primera VMware IT Academy regional en Costa Rica