Recomendaciones para mejorar nuestras emociones mediante el diseño

+ Alla El Muro

Es normal que cuando diseñamos o remodelamos nuestro hogar, pensemos en términos de funcionalidad, materiales, dinero y tiempo que invertiremos, decoraciones, diseño, y los trámites a realizar. Sin embargo, hay algo que dejamos por fuera: el impacto que tendrán esos espacios en la salud emocional de sus ocupantes.

De acuerdo con Abigail Siles, arquitecta y fundadora de la firma Bagua CR, los espacios donde nos encontramos tiene influencia en la salud física y mental de las personas, por lo que este debería ser el aspecto más importante de tener en cuenta cuando se diseña, construye o remodela cualquier espacio de los hogares.

“Pasamos más del 90% de nuestro tiempo dentro de un inmueble o rodeados de ellos y muchos no están diseñados ni construidos para hacernos sentir bien. Una edificación pensada en ambientes sanos hace que respiremos mejor, pero una con características de ambientes estrechos, desorden visual y llena de colores brillantes, nos coloca en un entorno caótico, reduciendo nuestra respiración y provocándonos incomodidad. Por eso se dice que la respiración es símbolo del bienestar corporal y así debería de transmitirse en nuestros espacios”, explicó la arquitecta Siles.

Ante esto, ¿cómo debe ser el espacio ideal para aumentar la salud emocional de las personas? Para la arquitecta y fundadora de Bagua CR, existen 6 recomendaciones que se deben seguir basadas en el Feng Shui (que trabaja con la energía espacial) y en la Neuroarquitectura (que analiza la arquitectura y el comportamiento humano) que se pueden seguir:

1. Conéctate con tu entorno: Nuestro entorno nos brinda muchos de los recursos para vivir en un ambiente sano, así que aprovéchalos y úsalos a tu favor. La distribución espacial direccionada correctamente hacia zonas estratégicas puede capturar eficientemente la iluminación natural para utilizar solo lo necesario de la luz artificial y la ventilación natural. Esto nos ayudará a mantener oxigenados todos nuestros espacios y nuestro cerebro y las conexiones con la naturaleza por medio de jardines o de impresionantes vistas que transformen nuestros días.

En este punto las ventanas y puertas juegan un papel fundamental en el ámbito físico y cognitivo, ya que según el Feng Shui, por ellas es por donde ingresa la energía positiva a los espacios del hogar y proporciona un “escape psicológico” que brinda un efecto terapéutico si las vistas son hacia paisajes naturales.

2. Aprovecha los beneficios de la iluminación: El no contar con una adecuada iluminación puede ocasionar un estado de ánimo negativo y llegar al punto de sufrir de depresión. La falta de iluminación hace que el cerebro se esfuerce más. Asimismo, disminuye la respiración, lo que hace que baje la productividad.

La luz hace que nos sintamos más felices ya que gracias a ella liberamos serotonina, conocida como la hormona de la felicidad; lo que tiene mucha relación con el feng shui, que nos dice que los ambientes llenos de iluminación hacen que la energía positiva aumente.

Además, la iluminación es capaz de crear diferentes ambientes, la iluminación natural combinada con colores claros hace que el cerebro perciba el espacio más grande. Con la iluminación artificial podemos crear espacios que respondan a las necesidades; si queremos relajarnos en ambientes como la habitación o sala de estar o para o aumentar el apetito como el comedor, podemos utilizar luces cálidas, pero si queremos estar en ambientes productivos como oficinas, se deben colocar luces frías.

3. Lleva la naturaleza al interior: Las plantas son una de las mejores maneras para limpiar el aire y según el Feng Shui, las plantas limpian el espacio de energía negativa, así que siempre ten las plantas en buen estado. Además, se han comprobado, efectos muy positivos, del contacto con la naturaleza y la salud, ya que puede reducir el periodo de recuperación tras alguna enfermedad; y reducen la ansiedad y el dolor.

4. Crea espacios creativos: La altura del espacio es un aspecto muy importante, entre más baja es el techo de la habitación, las personas se concentran en cosas más concretas; en cambio, cuando el espacio es alto, la imaginación de las personas se siente en libertad, lo que hace que sean más creativas.

Además, el uso del color hace que los espacios sean interesantes y combinados con el mobiliario y los recursos del entorno hace que el espacio atraiga energía y aumente la creatividad, pero el exceso de color también puede ser caótico. Se debe usar el color en elementos decorativos colocados sobre un fondo de colores neutro. De esta forma puedes cambiar el ambiente de un espacio variando los elementos decorativos para aumentar la creatividad y las emociones que transmitan.

El estilo de diseño para interiores importa, pero ten cuidado, a veces las personas se confunden y responden a estímulos sociales y culturales, te lo explico; ¿Alguna vez, has visto alguna obra que tu cerebro inconscientemente rechace, pero de forma involuntaria te han condicionado a decir que te gusta? En este momento lo que ocurre es que nuestro cerebro sufre una tensión psicológica, donde sentimos que no encaja lo que percibimos y tiene más relevancia lo aprendido, que exige inconscientemente que tiene que agradarme. Esto se llama disonancia cognitiva (dos pensamientos que entran en contradicción). Así que aléjate de las modas que no te favorecen y conéctate con tu bienestar.

5. La armonía espacial: Un espacio debe transmitir armonía, tanto en la forma del espacio, como en el mobiliario y su distribución. Un espacio flexible de arquitectura con “concepto abierto” hace que podamos llegar al objetivo, ya que podemos crear diferentes configuraciones de mobiliario, de manera que nos inviten a cocinar, hablar o jugar juegos de mesa, es una gran manera de construir y fortalecer las relaciones y por lo tanto, aumentar la felicidad y el bienestar.

Es importante el uso de espacios con formas regulares y mobiliario con formas sinuosas, que según el Feng Shui dejen circular la energía y son más amigables con las personas. Además, se ha comprobado que cuando se observan objetos puntiagudos con ángulos forzados, rectas o mobiliarios colocados en espacios de forma forzada, se activaba la amígdala, que es la región cerebral asociada al miedo, ansiedad y peligro.

6. Las neuronas espejo y la energía que irradias en el espacio: Según el Feng Shui, debes ser muy responsable de tu energía emocional, ya que tus pensamientos e ideas se mezclan constantemente con el mundo que te rodea y lo irradias en el espacio que habitas. Así que evita contaminar tu espacio con la energía de discusiones desagradables, disgustos violentos, resentimientos o celos, debido a que con esto estás proyectando la energía asociada con las emociones de ese momento en el espacio que te rodea.

También presta atención al tipo de energía de las personas que te rodean; si esta es negativa, pídeles un cambio, pero si el cambio es imposible de realizar lo mejor es alejarte, ya que corres el riesgo de absorber esa energía negativa y de irradiarla en tu espacio o con las demás personas. Debes ser más sensible, responsable, perceptivo y exigente con el espacio que te rodea, ya que así será la calidad y el tipo de emociones y energía que recibirás.

“En este sentido, los arquitectos y diseñadores de espacios tenemos una gran responsabilidad social, que va más allá de nuestro hogar, diseñando escuelas para aprender y ser más creativos, creando lugares de trabajo donde la gente pueda ser más productiva, hospitales que favorezcan la recuperación, entre otros. Aprovechar todos estos conocimientos para diseñar espacios donde la gente viva mejor, sea mejor y más que nada sea feliz”, concluyó Abigail Siles, arquitecta y fundadora de Bagua CR.

Encuentrenos en nuestras redes y danos un Like:
Tagged